Torremolinos y otros siete municipios de la Málaga española deben cerrar fronteras el sábado después de que la tasa de incidencia de COVID-19 supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes

Ocho municipios más de Málaga han superado una tasa de incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes.

Torremolinos, Viñuela, Archidona, Riogordo, Casabermeja, Humilladero, Cortes de la Frontera y Alozaina deberán cerrar sus perímetros exteriores a partir de las 00:00 horas del sábado.

Eso significa que nadie puede salir o entrar a menos que tenga una razón justificada para hacerlo, como por motivos laborales, legales o médicos.

Los ocho municipios se suman a los que ya estaban cerrados en la provincia de Málaga por traspasar el umbral de los 500; Campillos, Alfarnatejo, Carratraca, Tolox, Cartama, Estepona, Manilva, Fuengirola, Mijas, Marbella, Benalmádena, Málaga capital, Rincón de la Victoria, Teba, Almargen, Monda, Alameda, Salares, Ardales, Igualeja, El Borge, Benamocarra, Cartajima , Coin, Alhaurin el Grande, Algatocin, Alcaucin, Alfarnate, Villanueva del Rosario, Moclinejo, Gaucín, Alora, Farajan, Sayalonga, Comares, Velez-Málaga, Genalguacil, Ronda, Algarrobo, Mollina, Cañete la Real, Benarraba, Alhaurin de la Torre, Canillas de Albaida y Villanueva del Trabuco.

El gobierno regional se reúne ahora todos los lunes y jueves para hacer balance de las últimas cifras de coronavirus en cada municipio.

Se produce cuando la región rompió un nuevo récord el jueves después de registrar más de 7.400 casos nuevos.

Aquellos que crucen la barrera de las 500 cajas por cada 100.000 habitantes recibirán la orden de cerrar sus perímetros exteriores.

Cualquiera que cruce el umbral de los 1000 casos debe cerrar todos los negocios no esenciales, incluidos bares y restaurantes.

Si se agrega un municipio a cualquiera de las listas un lunes, las nuevas restricciones comenzarán el miércoles siguiente.

Si se añaden un jueves, entrarán en vigor el sábado siguiente.

Andalucía sigue exigiendo poderes adicionales para implementar un confinamiento domiciliario de los municipios donde la tasa de incidencia supera los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.

También quiere cambiar la hora de inicio del toque de queda de las 22.00 a las 20.00 horas, pero ambas solicitudes fueron denegadas anoche por el Gobierno central.


Source link

Deja un comentario