Tercera noche de disturbios por arresto del rapero Pablo Hasel

LA ÚLTIMA noche (jueves 18 de febrero) vio la tercera ronda consecutiva de disturbios en Cataluña y en otros lugares por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

Una vez más, las calles de Barcelona fueron el hogar de los enfrentamientos más feroces entre manifestantes y policías, pero esta vez Valencia también fue noticia.

Imágenes en directo de la capital de la Comunidad Valenciana, transmitidas por la televisión autonómica catalana TV3 a las 20 horas de ayer por la noche, mostraban a un policía pateando a un manifestante que estaba en el suelo y levantando las manos cubiertas de sangre por un golpe de bastón en el suelo. cabeza.

Tercera noche de disturbios por el encarcelamiento de Pablo Hasel
Un manifestante herido es trasladado en ambulancia

Antes de eso, cientos de personas habían comenzado a marchar pacíficamente desde la Plaza de San Agustín detrás de una pancarta que pedía la liberación de Hasel y en defensa de la libertad de expresión.

Al igual que las protestas en Catalunya y Madrid la noche anterior, la violencia comenzó cuando un pequeño grupo de manifestantes intentó separarse de la marcha principal y dirigirse por una calle lateral, desencadenando los primeros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Los testigos revelan que ‘cuatro o cinco personas’ comenzaron a arrojar ladrillos y otros objetos, lo que provocó cargos, heridos y detenciones.

Un helicóptero policial sobrevoló la zona mientras hasta 16 camionetas de la policía antidisturbios aparecieron en el lugar para cerrar todas las rutas alternativas a fin de evitar escaramuzas y destrucción de bienes.

Tercera noche de disturbios por el encarcelamiento de Pablo Hasel
Los manifestantes rompen las ventanas de un banco en Barcelona

Mientras tanto, en Barcelona, ​​un nutrido grupo de jóvenes -pero menos que la noche anterior- levantaron barricadas, destrozaron escaparates y prendieron fuego a los contenedores de basura en el centro de la ciudad.

Los videos tomados por los residentes mostraron cómo las llamas crecieron a una altura espectacular y comenzaron a quemar árboles que cubrían las calles, lo que llevó a los vecinos a arrojar baldes de agua por las ventanas y balcones en un intento de evitar daños mayores.

Ocho personas fueron detenidas anoche por lanzar misiles a agentes y otros actos vandálicos en la capital catalana.

Mientras tanto, seis de los manifestantes detenidos la noche anterior fueron puestos en libertad con una orden de acudir al tribunal cada dos semanas, mientras que uno de los manifestantes permaneció en prisión en espera de juicio.

Un contenedor de basura en llamas

El debate sobre las tácticas de control de disturbios que utiliza la policía catalana, los Mossos d’Esquadra, está en auge en los medios de comunicación.

Ministros regionales de alto rango y comandantes de la fuerza han hecho declaraciones confirmando que se ha iniciado una investigación exhaustiva para revisar el uso de balas de espuma, que se sospecha están detrás de la lesión sufrida por una niña de 19 años el miércoles por la noche, quien ha perdió un ojo (según lo informado por La prensa de oliva).

Estas armas solo están autorizadas para usarse debajo de la cintura, al igual que las porras antidisturbios, y se dice que son extremadamente precisas.

Las balas de espuma se introdujeron como alternativa a las controvertidas pelotas de goma, que pueden rebotar de forma incontrolable y causar todo tipo de daños.


Source link

Deja un comentario