Primeras multas impuestas en Málaga por andar en bicicleta y scooter en aceras

La Policía Local de MÁLAGA ha comenzado a repartir las primeras multas a los ciclistas y motociclistas atrapados en las aceras y zonas peatonales de Málaga.

Tras un primer periodo informativo, en el que los agentes policiales únicamente notificaron a los ciudadanos sobre los detalles contenidos en la nueva Ordenanza de Movilidad de la ciudad, vigente desde el 20 de enero, ha comenzado una nueva etapa en la que se están repartiendo multas.

La nueva normativa significa que tanto los patinetes eléctricos como las bicicletas tienen prohibido circular y aparcar en las aceras, quienes incumplan las nuevas leyes pueden esperar recibir multas de hasta 500 €.

Hasta el momento, se han aplicado multas de 200 euros a los conductores de patinetes eléctricos y 60 euros a los ciclistas atrapados en aceras y zonas peatonales.

La Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (AUVMP) estima que en la actualidad existen 20.000 patinetes eléctricos de uso privado y 5.000 de alquiler en todo el país y la nueva normativa, implantada por la Dirección General de Tráfico (DGT), es de aplicación en toda España.

El uso de patinetes eléctricos ha aumentado significativamente en los últimos meses, lo que, según un estudio reciente, ha dejado a los peatones sintiéndose ‘inseguros’ y ha impulsado el compromiso de la DGT de retirar estos vehículos de las aceras.

La decisión del Ayuntamiento de Málaga de evitar que ciclistas y conductores de patinetes eléctricos utilicen las aceras, sin embargo, ha despertado la preocupación de otros sectores que advierten que hay zonas de la ciudad donde no existen carriles bici segregados, lo que hace muy peligroso el ciclismo entre otros vehículos, concretamente a lo largo de los llamados carriles 30 (30 carriles).

Desde que entró en vigor la nueva normativa, se han recogido 5.500 firmas a través de Change.org, liderado por la malagueña Vanessa Benarroch, para exigir más carriles bici en la ciudad.

Ruedas Redondas también ha organizado una marcha de protesta el 14 de febrero para exigir una red de carriles bici segregados en toda la ciudad, advirtiendo que la infraestructura actual para ciclistas en la capital es ‘mala, desconectada y sin mantenimiento’.

En respuesta, el Departamento de Movilidad de Málaga ha dicho que en las próximas semanas instalarán, en varios puntos del carriles 30, radares con el objetivo de disuadir a los conductores y provocar una reducción de la velocidad en estos carriles.


Source link

Deja un comentario