PLANES PARA INSTALAR 588 CAMPOS DE FÚTBOL POR VALOR DE PANELES SOLARES EN LA OPOSICIÓN DE CHIVA SPARK MASS DE VALENCIA

Un PROYECTO para construir una enorme instalación de energía solar en la sierra de Chiva (Valencia) está causando revuelo en la zona.

Una empresa multinacional ha comprado un terreno por valor de 12,6 millones de euros para instalar 420 hectáreas de paneles solares, el equivalente a 588 campos de fútbol.

Una instalación de energía solar
Una instalación de energía solar

Aunque nadie se ha opuesto a la propia infraestructura, todo el ayuntamiento y la población del municipio han denunciado la ubicación prevista en el corazón de la Sierra de Chiva, un sitio de gran importancia ambiental y paisajística.

Los grupos locales Compromís y Más Chiva presentaron una moción en el ayuntamiento, advirtiendo que los paneles se construirían en terrenos agrícolas y forestales, provocando ‘un impacto irreparable a corto plazo en la sociedad, la economía y el medio ambiente de nuestro municipio’.

La moción fue aprobada por unanimidad por todos los partidos representados en el Ayuntamiento, incluidos PP, PSOE, Cs y Chiva Unida, coincidiendo en que las energías renovables son vitales para ayudar a frenar la alerta global pero pidiendo a la empresa que busque ‘otros sitios como los polígonos industriales »en lugar de causar más daños al entorno natural de la ciudad.

El documento conjunto también señala la presencia de varias especies protegidas que dependen del entorno montañoso, además de que la zona se ha vuelto muy popular entre los residentes y visitantes en los últimos años.

Mientras tanto, un grupo de 12 asociaciones locales ha lanzado un movimiento cívico de oposición a los planes, distribuyendo una petición a todos los comercios de la localidad para que recojan firmas en contra del proyecto.

La inmobiliaria que gestionó la compra del terreno por cuenta de la multinacional insiste en que la gran parcela está catalogada como ‘terreno rústico común’ y, como tal, adecuada para una instalación de este tipo.

Más de 100 terratenientes de la zona han vendido voluntariamente sus parcelas a través de la agencia local, dijeron voceros, y agregaron que la multinacional no tiene el poder de expropiar por la fuerza la propiedad de nadie.

El grupo revela que se han vendido 4,2 millones de metros cuadrados de terreno a 30.000 € el metro cuadrado, y que si el Ministerio de Transición Ecológica nacional da el visto bueno a los planos, las obras comenzarán de inmediato.

Los vecinos insisten en que un proyecto de esta magnitud debe ser aprobado por todo el pueblo, «no solo por unos pocos propietarios».


Source link

Deja un comentario