Más puestos de trabajo en juego en 2021 para las pequeñas empresas y los autónomos afectados por la pandemia en España

MÁS de 300.000 puestos de trabajo se perderán este año en el sector de las pequeñas empresas y autónomos en España debido al impacto económico provocado por la pandemia de COVID.

La advertencia proviene de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de España, que estima que su parte de la economía ha perdido más de 70.000 millones de euros en los últimos 12 meses debido a restricciones sanitarias.

Su encuesta dijo que el 82% de los empresarios autónomos informaron una reducción significativa de la rotación en comparación con 2019, mientras que el 61,8% dijo que la caída de la rotación superó el 60%.

Según el informe de la ATA, el 41% de los autónomos han tenido que despedir a parte de su plantilla como consecuencia de la crisis económica.

En una nota más positiva, solo el 7,3% de los trabajadores autónomos planean solicitar el régimen de licencia ERTE a corto y medio plazo este año.

Bajo el esquema ERTE, el gobierno entrega a los trabajadores alrededor del 70% de su salario y prohíbe a las empresas despedir a personas.

Sin embargo, los elevados gastos que deben cubrir los emprendedores autónomos para el desarrollo de su actividad se han traducido en la pérdida de muchos puestos de trabajo o ERTE en 2020, según la ATA.

Los sueldos y las cotizaciones sociales son dos de los principales costes fijos que han creado obstáculos para mantener la fuerza laboral habitual de estos emprendedores.

Entre los principales problemas que enfrentan las pequeñas y medianas empresas se encuentran las restricciones pandémicas como los toques de queda nocturnos y las restricciones de movilidad, que han obligado a la mayoría de ellas a cerrar sus negocios, muchos de los cuales giran en torno a la hostelería.

La encuesta de la ATA indica que dos de cada tres trabajadores autónomos aún enfrentan algún tipo de restricción que afecta a su negocio.

La cadena de problemas económicos causados ​​por la pandemia incluye pagos atrasados ​​a proveedores de servicios, la mayoría de ellos autónomos.

Según el informe, uno de cada tres autónomos se ve afectado por esto, tanto en empresas públicas como privadas.


Source link

Deja un comentario