Los residentes de ‘RED WALL’ enojados por el desaire del ayuntamiento de Calpe por las objeciones al estatus cultural en la Costa Blanca de España

Los RESIDENTES de un complejo de Calpe descrito como el edificio privado más ‘Instagrammed’ de España continúan luchando contra los planes, planteados por primera vez en 2015, para que se convierta en Bien de Interés Cultural (BIC).

La Muralla Roja fue diseñada por el arquitecto catalán Ricardo Bofill y está ubicada en la parte alta de la Cala de la Manzanera.

El complejo se terminó en la década de 1970 y da la apariencia de una fortaleza colorida que emerge de su ubicación.

Tiene una serie de escaleras, plataformas y puentes entrelazados que dan acceso a los 50 apartamentos.

Los residentes dicen que han sido ‘atormentados’ durante años por los turistas que visitan el edificio y entran en áreas privadas.

En nombre de los propietarios de los apartamentos, la Asociación Cultural y Ecológica de Calpe (ACEC), afirman que el ayuntamiento de Calpe no ha respondido a una objeción por escrito enviada el pasado mes de abril sobre la medida del BIC.

El proceso BIC comenzó hace seis años, pero los vecinos dicen que nadie del ayuntamiento les ha hablado desde entonces.

Un comunicado de la ACEC condenó «la absoluta falta de interés del ayuntamiento en informar a los vecinos y acordar con ellos cualquier medida para convertir el edificio en un bien cultural».

“Nos hemos convertido en meros espectadores de un proceso que tendrá muchas consecuencias en nuestra vida diaria”, prosigue el comunicado.

Se han colocado señales de advertencia para detener a los intrusos y la ironía de que el edificio obtenga el estado BIC sería que se tendría que organizar algún tipo de «horario de visita».

La asociación de vecinos dice que no descartan acciones legales si fuera necesario para luchar contra la oferta de BIC.


Source link

Deja un comentario