La Comunidad Valenciana de España apuesta por la ‘prudencia’ antes de anunciar la reducción de las restricciones del COVID-19 este jueves

BARES y restaurantes de la Comunidad Valenciana reabrirán la semana que viene por primera vez desde el 20 de enero.

El regreso del comercio de la hospitalidad que ofrece servicio de terraza durante el día es una de una serie de relajaciones en las restricciones de COVID que entrarán en vigencia a partir del 2 de marzo.

Las tasas diarias de infección de esta semana han bajado a los niveles comparativamente bajos de principios de octubre y ahora están por debajo de la media nacional de España para nuevos casos.

Pero el presidente, Ximo Puig, sigue haciendo hincapié en que la ‘prudencia’ dominará las relajaciones durante las próximas semanas, ya que su región seguirá manteniendo algunas de las restricciones más duras de España.

Dice que está decidido a evitar los rebotes de infección observados durante el último año y la posibilidad de una ‘cuarta ola’ de casos de COVID-19.

Los detalles del paquete se darán a conocer mañana (25 de febrero), cuando se prevé que el cierre perimetral de este fin de semana de las ciudades más grandes de la región será el último,

Está previsto que se vuelva a permitir el entrenamiento deportivo al aire libre, pero las instalaciones interiores, incluidos los gimnasios, permanecerán cerradas hasta al menos el 15 de marzo.

El anuncio de Puig también será muy esperado para ver cuántas personas que no viven juntas podrán reunirse tanto en interiores como en exteriores.

No se esperan cambios en la hora de inicio del toque de queda de las 22.00 horas; el cierre de las tiendas no esenciales a las 18.00 horas; y el cierre de la frontera regional que ha estado operando desde finales de octubre.

Está previsto que el cierre de la frontera permanezca en su lugar hasta Semana Santa para evitar que los viajeros de toda España entren a pasar tiempo en sus casas de vacaciones.

Ximo Puig dijo: – «Quiero limitar los viajes entre regiones en Semana Santa ya que buscamos consolidar lo que hemos logrado».

El enfoque cauteloso de relajar las restricciones en comparación con otras regiones con tasas de infección más altas ha generado críticas de una variedad de sectores.

Los bares y restaurantes solo pueden reabrir con un 50% de capacidad en la terraza y un horario de cierre a las 18.00 horas a partir de este martes.

Los grupos de hospitalidad se reunieron con el ministerio de salud regional esta semana y fueron rechazados por sus llamados para abrir los interiores al 30% de su capacidad y tener horarios de apertura por la noche.

El presidente de Conhustur, Manuel Espinar, dijo: “No tiene sentido que las restricciones sean más severas ahora en comparación con donde estábamos antes con muchas más infecciones”.

Espinar y sus colegas advirtieron que muchos negocios con poco o ningún espacio en la terraza no volverán a abrir.

Otra reunión entre los grupos y los jefes de salud está programada para el 8 de marzo donde se anticipa que se propondrán más relajaciones.

Los organismos deportivos también se mostraron muy descontentos después de que les dijeran que los gimnasios y los centros cubiertos permanecerán cerrados hasta mediados de marzo.

Juan Carlos Gómez-Pantoja de la Asociación de Empleadores de Instalaciones Deportivas dijo: “Nos han tratado como restaurantes y simplemente no tiene comparación”.

“Esto es un disparate y significa que, aparte del primer Estado de Alarma, la Comunidad Valenciana habría tenido sus gimnasios cerrados más tiempo que cualquier otra parte de España”, añadió.

Sus puntos de vista reflejaban los de las federaciones deportivas valencianas que también atacaban el continuo cierre de todas las instalaciones relacionadas con el deporte cubierto


Source link

Deja un comentario