La capital malagueña, Casares y otros cinco municipios cerrarán todos los negocios no imprescindibles tras superar el umbral de 1.000 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes

La ciudad de MALAGA y otros seis municipios han superado una tasa de incidencia acumulada de 14 días de 1.000 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes.

La capital provincial, junto con Casares, Ojén, Benaoján, Cortes de la Frontera, Genalguacil y Jubrique deberán cerrar todos los negocios no imprescindibles durante al menos dos semanas a partir del miércoles.

La ciudad de Málaga acaba de cruzar el umbral el lunes después de registrar una tasa de incidencia de 1.008 casos por cada 100.000 habitantes.

Los otros municipios de Málaga que se mantienen por encima del umbral de 1.000 casos son: Marbella, Estepona, Alhaurín de la Torre, Manilva, Villanueva del Rosario, Benarraba, Tolox, Casabermeja, Mollina, Villanueva del Trabuco, Pizarra, Cutar, Arriate, Ronda, Alameda , Almargen, Teba, Cañete la Real, Benamocarra, El Borge, Salares, Alfarnate, Vélez-Málaga, Alcaucin, Moclinejo, Alhaurín el Grande, Ardales, Coin, Alfarnatejo, Monda, Alora, Algatocín, Cartajima, Igualeja y Farajan.

En tanto, Cómpeta y Guaro deberán cerrar sus perímetros exteriores a partir del miércoles tras superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes.

La Junta analiza las cifras de cada municipio todos los lunes y jueves, y las actualizaciones entrarán en vigor los miércoles y sábados siguientes, respectivamente.

Los municipios que superen los 500 casos por 100.000 habitantes deberán cerrar sus perímetros exteriores, mientras que los que superen los 1.000 deberán cesar también toda actividad no imprescindible.


Source link

Deja un comentario