El ministerio bloquea el aumento salarial a los bomberos en pleno incendio

«El alcalde de Naquera ofrece el nombre de una calle a la que compre un camión de bomberos nuevo para el Ayuntamiento». La noticia, que ha sido publicada como una anécdota a la mayoría de medios, podría servir también para ejemplificar el estado de los servicios de emergencia en el País Valenciano, pese a todo el esfuerzo realizado por la Generalitat los últimos años. Otro ejemplo reciente ha caído como una bomba a los bomberos forestales en plena extinción del incendio de Llutxent: el ministerio de Hacienda español vetaba -a el último minuto y a petición de sus homólogos de Agricultura-un aumento salarial del 31% acordado con el Consejo después de un año y medio de negociaciones.

El malestar entre los bomberos es enorme y los diferentes sindicatos han convocado huelgas y movilizaciones para finales de agosto (20 y 23) y principios de septiembre (huelga indefinida a partir del 7). Juan Carlos Argüelles, delegado de los bomberos por la Intersindical, justifica las movilizaciones como preventivas a pesar de la promesa por parte de la Generalitat de un «complemento salarial» transitorio de 300 euros con el fin de esquivar el veto ministerial. «El dinero aún no los hemos visto, y en un año y medio de promesas hemos tenido muchas», se lamenta Arguelles.

Un cuerpo valencia de emergencias como solución
Más allá de este conflicto laboral concreto, la solución definitiva pasa por la creación de un cuerpo valenciano de emergencias que unifique no solo los bomberos municipales y provinciales, sino también de otros como sanitarios o salvamento.

El PP no tiró nunca avante el proyecto, previsto en una ley del 2011, por problemas políticos y económicos. Ahora, sin embargo, parece que el nuevo gobierno está dispuesto a ejecutarlo, aunque difícilmente durante la actual legislatura. Para Argüelles, sería «la solución», ya que permitiría «ser mucho más eficientes, tener un mando único y evitar duplicidades».

Si puede leer esta información es porque hay muchas personas que se han hecho suscriptoras y otras que también son socias de la cooperativa Diario Jornada.

Si queremos hacer información libre, desligada de los grandes poderes políticos y económicos, con una publicidad que pase nuestro código ético y sin contenidos patrocinados, necesitamos ser más. Necesitamos que te sumen al proyecto para poder explicar la actualidad diaria desde Barcelona, Palma y Valencia con rigor, honestidad, desde las esquerras y el feminismo y en catalán.

No te lo pienses más: haz tu suscripción y/o tu aportación como socia cooperativista.

Nos vendemos solo a ti

Deja un comentario