El 40% de los beneficios de las transnacionales terminan en Paraísos fiscales

Se acaba el semestre, llega el verano y es el momento de hacer caja. Como cada año, las empresas de Ibex-35, las 35 empresas cotizadas españolas con más liquidez, entregan los balances financieros a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para que se publiquen. Los beneficios de todas plegadas durante el primer semestre del 2018 han sido de 18.400 millones de euros, el 13,6% menos que las ganancias obtenidas los seis primeros meses del año pasado, pero.

Enencabezar el ranking el Banco Santander, con 3.752 millones de euros de beneficios netos y el 4% más que el ejercicio anterior; la siderúrgica global ArcelorMittal, con 3.057 millones de euros netos de beneficios, y el BBVA, que ha incrementado el beneficio el 15%, hasta llegar a los 2.649 millones de euros. Telefónica (1.739 millones de euros y el 8,6% más), Repsol (1.546 millones de euros), Iberdrola (1.410 millones de euros netos) y CaixaBank (1.298 millones de euros) son otras corporaciones que han superado los mil millones de ganancias. En la cola, Mediaset (72,4 millones de euros de beneficios), Viscofan (65,6 millones), Melia Hotels (61,9 millones), Indra (37 millones), Técnicas Reunidas (6,9 millones) y la cadena Día (6 millones).

Berkeley señala la evasión fiscal
El mismo mes que las corporaciones de Ibex-35 hacían pública su contabilidad triunfal, los investigadores Gabriel Zucman, de la Universidad de Berkeley, y Thomas Torslov y Ludvig Wier, profesores de la Universidad de Copenhague, publicaban un exhaustivo estudio sobre los numerosos mecanismos de evasión fiscal de los grandes transnacionales del mundo. The Missing Profits of Nations (Los beneficios desaparecidos de las naciones) comienza explicando la dificultad que hay en detectar la fuga de recursos, porque gran parte de los beneficios no aparecen como tales en los libros contables.

Al cabezal, evadir es poner fuera de circulación. Los autores afirman que sólo el 17% de los réditos de las multinacionales son visibles y concluyen que el 40% de los beneficios de estas compañías terminan descansando en paraísos fiscales. El estudio detecta tres vías contables principales mediante las cuales las corporaciones esconden los beneficios: una, los llamados «precios de transferencia» o la manipulación de los precios entre la matriz y las filiales; dos, el pago de intereses dentro del grupo y la deducción fiscal abusiva, y tres, la ubicación de filiales que asumen las patentes y marcas en paraísos fiscales.

La pregunta es pertinente: si los beneficios declarados del primer semestre anual de las empresas del Ibex-35 han sido de 18.400 millones de euros, cuántos millones más se han acumulado previamente en los cauos de los paradizos fiscales? La misma OCDE estima que la pérdida recaudatoria de las arcas públicas en todo el mundo producto de la evasión fiscal por parte de las transnacionales oscila entre los 100.000 y los 240.000 millones de dólares anuales.

Creatividad contable

La investigación de Zucman explica que las filiales en «paradizos o nichos fiscales» son imprescindibles para desarrollar como hace falta la «creatividad contable». Y, de eso, las empresas del Ibex-35 en saben fuerza. El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, integrado por Oxfam Intermón, la Cruz Roja, CCOO, Ayuda en Acción, Equipo Nizkor, entre otros, elaboró un dossier sobre el comportamiento fiscal de las grandes multinacionales españolas durante el ejercicio 2015, el último elaborado.

El estudio La información fiscal en las memorias anuales de las empresas del Ibex-35 revela que las 35 compañías disponen de 1.285 empresas filiales -con actividad o sin-en territorios de baja tributación, considerados paraísos o nichos fiscales. El Santander, de nuevo, encabeza la clasificación con 216 empresas filiales, mientras que el estado de Delaware, en los Estados Unidos, es el destino predilecta para las empresas del Ibex-35, con 463 empresas de las 1.285. De la información que las compañías del Ibex-35 ofrecen sobre las operaciones intragrupo, especialmente las filiales, el estudio concluye que «las empresas analizadas facilitan información anecdótica sobre estos aspectos». En el capítulo sobre «la relación cooperativa con la administración tributaria», el dictamen es igual de concluyente: «Se ha considerado que el nivel mínimo de cumplimiento sólo es alcanzado por una de las 35 empresas analizadas». Así pues, la pregunta es pertinente.

Deja un comentario