Continúan las violaciones contra los manifestantes de Bielorrusia, advierte la oficina de derechos humanos de la ONU |


En un comunicado, Rupert Colville del ACNUDH expresó su profunda preocupación por el uso de la fuerza por parte de los agentes del orden contra los bielorrusos que han salido a las calles de todo el país en manifestaciones masivas pacíficas para expresar sus quejas, desde que se anunció el resultado impugnado del 9 de agosto. elecciones presidenciales.

Unas 231 personas, entre ellas tres periodistas, fueron presuntamente detenidas el 1 de noviembre como sospechosas en un caso penal relacionado con la organización y su participación activa en acciones que, según se afirma, «violan gravemente el orden público», cargo que podría conllevar una pena de prisión de tres años, agrega el comunicado.

Uso excesivo de la fuerza

En reacción a los continuos informes de detenciones masivas arbitrarias, Colville dijo que se estima que más de 25.000 personas han sido detenidas, incluidas más de 1.000 que participaron en protestas de solidaridad en la capital, Minsk, y en todo Bielorrusia el 8 de noviembre.

El Sr. Colville, dijo a los periodistas en la conferencia de prensa habitual del viernes en Ginebra, que “las autoridades bielorrusas presentaban cada vez más cargos penales contra estas personas”.

El derecho a la educación de los estudiantes en riesgo

En las últimas semanas, las autoridades han ampliado el alcance de los atacados, con estudiantes y trabajadores médicos en particular, que ahora enfrentan restricciones y presiones indebidas, detalla el comunicado.

«Los estudiantes que habían apoyado a las personas en huelga ahora se enfrentan a restricciones y presiones indebidas», y se les amenaza con la expulsión de sus instituciones educativas «, agregó el Sr. Colville.

Desde el 26 de octubre, al menos 127 estudiantes han sido expulsados ​​de sus cursos, lo que pone en peligro su derecho a la educación y sus perspectivas de empleo.

Al hablar de los últimos acontecimientos en el país, el Sr. Colville lamentó que “solo fortaleciera la sensación de que la impunidad por las violaciones de derechos humanos aparentemente generalizadas cometidas durante las protestas y bajo custodia continúa sin control”.

El Sr. Colville también deploró la muerte, el jueves, de un hombre de 31 años, el Sr. Roman Bondarenko, después de haber sido presuntamente maltratado por las fuerzas de seguridad. La muerte del Sr. Bondarenko ha provocado un aumento de la tensión y más protestas.

Víctimas de violencia, tortura

Esta semana, han surgido informes de que unas 60 víctimas de violencia y tortura que habían recibido asistencia financiera de un fondo de caridad, habían congelado sus cuentas bancarias por orden de las autoridades, dijo el Portavoz.

“Hasta la fecha, el gobierno de Belarús no ha proporcionado información sobre el proceso y los resultados de las investigaciones sobre las denuncias de tortura y otros malos tratos contra manifestantes, tanto durante las detenciones como bajo custodia”, añadió.

Reiteró su preocupación por el hecho de que «al parecer no se habían tomado medidas para investigar esos informes y llevar a los responsables ante la justicia», y recordó a las autoridades bielorrusas la «prohibición absoluta de la tortura y la necesidad de realizar investigaciones exhaustivas, independientes e imparciales de todas las denuncias de violaciones de derechos humanos, con miras a asegurar la rendición de cuentas, asegurar el acceso a un recurso efectivo para las víctimas y prevenir un mayor deterioro de la situación ”.

Destacando también la necesidad de una investigación exhaustiva, transparente e independiente sobre la muerte del Sr. Bondarenko, el ACNUDH pidió la liberación inmediata de «todos los detenidos por manifestar su disconformidad o participar en protestas y otras acciones pacíficas».


Source link

Deja un comentario